Consejos

Guillermo Fdez. Arranz · Parets del VallÅ s. Barcelona 

Que conduzca con cuidado. Que coma verdura. Que me dedique al fiscal, que es donde está la pasta. Me lleva repitiendo los mismos consejos al pie de la letra durante los últimos seis años. «Sí cariño», le digo irremediablemente mientras salgo por la puerta tras darle un beso autómata. Pero si conduzco como un loco es porque normalmente voy con el tiempo justo y su Señoría no perdona los retrasos ajenos. Si prefiero los chuletones a las acelgas es porque las acelgas no saben a chuletones. Y si a diario repito lo de que «el informe ratificado en este acto por su autor perito ha demostrado el verdadero alcance de las lesiones sufridas por mi mandante» es porque todos sabemos que el señor forense nunca falla y que hay cosas, como los clientes, que no se eligen. Dicho lo anterior, por supuesto que me quiere. Vamos, eso creo.

 

 

Queremos saber tu opinión