Imagen de perfilCRIMEN EN EL PARAÍSO

Miguel Angel Recuenco Gomecello · MADRID 

Cuando Fabián Lespier leyó en Aruba Today la noticia del suicido de su amigo y socio Gustavo Mayoral, un sol espléndido de sobremesa alanceaba los cristales de su despacho y la brisa marina se colaba como las olas chocando contra el malecón. No le sorprendió. Dos brillantes abogados fiscalistas llegados al paraíso con el firme propósito de hacerse ricos bajo el sol de Las Antillas, cometen un asesinato creyendo haber cometido el crimen perfecto: sin cuerpo no hay condena. Pero las pistas los incriminan, convirtiéndoles en sospechosos. Dos trapecistas de un circo oscilando entre el drama y la tragedia. El tipo se lo merecía, evasor confeso y maltratador impune de una amante compartida con Gustavo, una luz en su odisea. Frente al malecón y con su estrategia de defensa pendiente de definir, su secretaria anuncia la llegada de la policía. Ni un instante, por ninguna razón, perder la calma.

 

 

Queremos saber tu opinión