Temeridad o mala fe

Vicente Cuesta Roncero · Ciudad Real 

El día que firmé mi sentencia de muerte y fui conocedor de lo que denomino “explotación estudiantil”, fue cuando se me ocurrió, en mi facultad, la brillante idea de colgarle a mi profesor de Sociedades un cartel en la espalda que apuntaba hacia su flamante calva y que ponía lo siguiente: “Pantalla táctil. Descargue el temario aquí”.

 

 

 

Queremos saber tu opinión