Pulse OK

Mónica Gallego Fernández · Madrid 

Nunca he sido amigo de las nuevas tecnologías y mucho menos del mundo táctil, en parte porque mis yemas digitales son poco aptas para pantallas “sensibleras”. Pues bien, ayer, día de mi cumpleaños, mis hijos me sorprendieron con un móvil de última generación y lo que ello supone, pantalla táctil, conexión a internet y todos los avances habidos y por haber… ¡qué bien me conocen!… A pesar de simular mi alegría con la destreza de un profesor de interpretación, el desencanto se leía en mi cara como un cartel luminoso. Bueno, pues aquí estoy, a la espera de sentencia e intentando mitigar (me conformaría con bajar el volumen) el sonido de mi móvil. “Disculpe señoría, je, je, es que es nuevo… y aún no lo entiendo”…quizá esta frase era suficiente para las dos primeras veces, pero a la décima sobran las palabras y la estupidez me delata.

 

 

 

Queremos saber tu opinión