La visita

José Ignacio Carnero Sobrado · Madrid 

Los carteles de conciertos arrancados aún habitaban su viejo dormitorio de estudiante de Derecho. No había vuelto al piso desde hacía más de cuarenta años. Desde los años universitarios. El profesor de Derecho Procesal en que se había convertido se miró al espejo, y vio viejo, cansado, fruto de la explotación. Fue entonces cuando decidió dejarlo todo. Había llegado el momento. A continuación vibró su móvil. Tocó la pantalla táctil. Malaspina Procuradores notifica. Sentencia: Demanda íntegramente desestimada con expresa condena costas. Sonrió, cerró la puerta, cruzó el pasillo, y narcotizado por esa extraña droga del éxito, llamó a su socio: Alfredo, hay que ampliar el despacho.

 

 

Queremos saber tu opinión