Curro Garrido

Almudena Domínguez Martín · Valladolid 

Camarero, por favor, otra caipirinha, y si es tan amable, tráigame también un periódico, que con tanto toquetear este móvil táctil me he quedado sin batería y no puedo conectarme a internet. Oiga ¿podría buscarme una tumbona a la sombra? Perdone, antes de irse ¿sería tan amable de ponerme crema en la espalda? El sol caribeño es tan traicionero… Tenga, tenga una propina, que no quiero que me acuse de explotación. — Profesor Garrido ¿está usted bien? Que ya he terminado de cantarle el tema de la Sentencia. Profesor… profesor. ¡Ayuda, por favor! Pero ¿dónde se ha metido el bedel? Menos mal que le encuentro. Venga rápido que al profesor Garrido le ha dado una apoplejía durante el examen de procesal. — Tranquilo chaval, no es nada. A ver si cambian de una vez la publicidad del cartel de ahí enfrente y en vez del Euromillones anuncian Aspirinas.

 

 

 

Queremos saber tu opinión