Siempre quise ser abogado…..

José Luis González Martínez · SAN SEBASTIAN (GUIPéZCOA) 

Siempre soñé con ser abogado, encerrar culpables. Hice lo indecible, estudié derecho, me empapé de códigos, juicios, recursos para salvar inocentes?. Quería vestirme la toga cuanto antes. Entonces me sobrevino la enfermedad y empecé a titubear: obesidad mórbida. Luego ocurrió lo del jurado popular. El fiscal y el abogado debían escoger los más aptos. Sonreían maliciosos y lograron ponerme nervioso; partí el puente de las gafas. Puede marcharse, me dijeron, no sirve. Otra vez las malditas grasas, pensé. Nunca lograré ser abogado. Esto tiene que acabar. No tengo salida. Debo hacerlo, aunque sienta terror. Tengo todo preparado, incluso la nota manuscrita. Iré a casa y lo haré. Entro. Tengo la vista nublada. Pienso en los muchos miserables en libertad. ¡¡Oh Dios que temblor!! Sudo. Casi vomitando releo otra vez el papel: la calabaza, la auténtica comegrasas. Francamente, dudo si hacerme abogado aunque el mundo esté lleno de miserables.

 

 

Queremos saber tu opinión