Las calabazas

María Isabel Pintos Arca · Playa de San Juan (Alicante) 

El duelo surgió cuando las calabazas de Demetrio salieron en el campo de Dionisio ¿De quién eran las calabazas? Dionisio porfiaba que eran suyas, habían crecido en su campo. Demetrio que las había plantado él. El pleito estaba servido. Necisitaban una mano inocente que mediase en la disputa.Llamaron al pedáneo, hombre sabio y generoso que ofreció una solución.Dirán ustedes ¿»tanto lío por unas calabazas»?Les aclaro que estábamos en los cuarenta y las cucurbitáceas suponían comida para meses.El pedáneo impuso recurso amistoso. Los citó en el puente desde donde se divisaban los campos y dijo:»Contar las calabazas,cada uno se quedará con las que localice. Tenéis cinco minutos»Amarillas como el oro destacaban bajo la luz del mediodía, a pesar de que estaba nublado. «Las restantes las entregareis a los necesitados» «¿Aceptáis?» «Aceptamos»Se estrecharon las manos.

 

 

Queremos saber tu opinión