Liberación

Maribel Romero Soler · Elche (Alicante) 

“Acérquese al estrado y confiese la verdad. ¿Es cierto que robó usted la marmota de su vecino porque quería hacerse un gorro con ella? ¿Es cierto que utilizó para engañarla una galleta untada con mermelada de fresa?”. El acusado, cabizbajo, no respondía. Desde la ventana del tercer piso la madre de la abogada la llamó a gritos: “¡Laura, a merendar!”. La niña miró hacia arriba con gesto de fastidio, como si acabaran de lanzarle una piedra, y su amigo, el presunto ladrón de marmotas, encontró en aquella voz de mujer la verdadera liberación, sin cargos y sin fianza.

 

 

Queremos saber tu opinión