La palabra

Alicia Pujol Gardella · Barcelona 

‘- Yo no tengo dinero para pagar esta fianza, no contaba con esto, pero le doy mi palabra de … – Una carcajada de la abogada del propietario me interrumpió. – ¿Su palabra?- repitió, mirando incrédula, primero a mí y después a su cliente y al admini

 

 

Queremos saber tu opinión