La niñera

Abel Joan Sala Sanjuán · Cullera (Valencia) 

Dos tostadas con mermelada y un café con leche, sirvieron a la joven abogada, Jessica Howart, para afrontar el día que le esperaba. Ella había decidido, tiempo atrás, que este iba a ser su feliz y añorado «día de la marmota», pero sus planes pronto se vieron truncados cuando un mensaje en su teléfono móvil le informaba de que debía acudir, en domingo, a la comisaría central de Manhattan, para asistir a uno de los hijos traviesos de uno de los mejores clientes del despacho: un acaudalado promotor inmobiliario. Se encontraba detenido por conducir ebrio un precioso Corvette del 75 de papá; por poco mata a una pareja de novios. La fianza era ridícula, pero su padre quería darle un escarmiento; quería verle subir al estrado, que alguien le diera una lección de humildad. Domingo, Licenciada en Derecho Cum Laude por Harvart, y haciendo de niñera: para llorar –pensó–.

 

 

Queremos saber tu opinión