Ganamos todos

María del Carmen de la Calle ¡µlamo 

María es una abogada eficiente y concreta, nunca se extiende en verborrea inútil. Hoy ha dormido como una marmota, la noche anterior planificó la defensa concienzudamente. Toma café y tostada con mermelada. Se arregla y marcha con paso firme a librar una nueva batalla. Hoy más que nunca desea que el juez valore la verdad de su defendida. Sólo quería salvar su vida, intentaba acuchillarla, ella desvió su mano clavándoselo en el cuello. Este mal nacido saldría adelante, ella llevaba veinte años de tortura. Con más fuerza que nunca sube al estrado, después de escuchar al fiscal la elevada petición de la pena, algo se subleva en ella, enumera el elevado número de víctimas ¿ penas elevadas? sí , pero para ellos , hay que poner coto a esta barbarie . Cuando el juez dictamina su absolución y recobran la fianza, no piensa ¡he ganado! Así ganamos todos.

 

 

Queremos saber tu opinión