Verano feliz

Miguel Angel Córdoba Saelices · Villacañas (Toledo) 

‘-Hoy tampoco vendrá. Había pasado el plazo de espera. Eran ya cinco días sin ver a Elsa y sus coletas, sus pecas y sus lazos. Elsa era distinta, vestía distinto, jugábamos a otras cosas. -Estaría castigada cumpliendo castigos impuestos, seguro. Los

 

 

Queremos saber tu opinión