500 pavos bien valen un minuto

Jorge Matarredona Albors · Valencia 

Se hallaba quien escribe estas líneas leyendo los mensajes de correo de la mañana cuando, sin saber porqué, prestó atención al último de su Colegio que hablaba de un Concurso de Microrrelatos sobre Abogados. Casualmente -quizá por evadir un poco su mente, antes de centrarse en el recurso que tenía medio acabado- hasta lo leyó… Inusualmente profundizó en su contenido, y accediendo a la web del concurso, de cuyas bases se desprende que te puedes ganar 500 euros escribiendo 150 palabras, si entre ellas se encuentran las “clave” siguientes: Plazo, Panfleto, Ginecólogo, Resolución e Impuestos, lo pensó un segundo y se dijo a sí -150 pulsaciones por minuto es la velocidad a la que escribo…, -¿un minuto?, ¿500 pavos?.. Ale!, pues ya está… Las palabras clave estaban dichas, faltaban veintidós vocablos cualesquiera. Sólamente había que alargar un poquitín la cosa y entonces quedarían únicamente cinco: DENME LA PASTA YA SEÑORES.

 

 

Queremos saber tu opinión