Segunda oportunidad

Silvia Echevarría Sánchez · Bilbao 

Mi DNI dice que tengo 53 años. Lo que ya no dice es que de profesión soy abogado y que mi situación actual es desempleado hará hoy seis meses.
Todo empezó con el rumor de una posible fusión con otro importante despacho de abogados y terminó con una carta de despido improcedente y una indemnización de 45 días por año de servicio, contra la que no cabía denuncia alguna. Alegaron reestructuración de plantilla. Traducido: ya no eres rentable.
Ahora mis días los paso sobre el teclado del ordenador sembrando con mi currículum vitae todas las grandes firmas del litigio.
Tempus fugit y aunque ya va siendo época de vendimia mis esperanzas de encontrar un empleo como abogado se desvanecen cual aire en un globo pinchado.
Un momento, suena el teléfono y salgo corriendo de la ducha. No, no me interesa mejorar la velocidad de mi línea ADSL ….

 

 

Queremos saber tu opinión