La vendimia

Natalia Merino Vega · La Cala del Moral (Málaga) 

Mientras la mujer hablaba y hablaba, el abogado no podía evitar que su mente divagara pensando en el viaje que iba a hacer la próxima semana. En su cabeza, la voz de la cliente era un ronroneo monótono y aburrido. Casi por inercia iba tomando datos en el ordenador. Sus dedos apretaban el teclado con un tintineo rítmico. Ya sabía cómo iba a plantear la denuncia y más o menos suponía cómo se resolvería el litigio. Muchos años de experiencia le avalaban. Lo que nunca pudo imaginar era que aquel viaje cambiaría su vida para siempre, ni la manera como lo hizo. En aquella fiesta de la vendimia, mientras las uvas explotaban bajo sus pies como pequeños globos, apareció dentro del barril el cuerpo sin vida de la mujer que días antes había acudido a su despacho para requerir sus servicios profesionales.

 

 

Queremos saber tu opinión