éltima Jornada de Liga

ANTONIO ROMERO CAMPANERO · CORDOBA 

Minuto 95, el delantero coloca el esférico en el punto de penalti.

Mientras, desde su cómoda butaca, analiza al rival, trata de desvirtuar jurídicamente lo que va a ocurrir tras ese momento. Busca una posible alineación indebida, una irregularidad que podría convertirle en el héroe de su ciudad, reintegrando al club en la categoría que se merece. Pretende marcar tres goles, en plena huelga de futbolistas, sin haber tocado un balón en su vida.

Ya tiene preparado su suplicación: Aquel juvenil inscrito fuera del plazo reglamentario; ese argentino, seguro que su pasaporte comunitario tiene menos raíces italianas que el tiramisú que se ha tomado de postre; e incluso aquella posible llamada que habrá recibido algún jugador con intenciones poco deportivas.

De repente, el balón se estrella en el palo, fuera, y final del partido. Se acaba el sueño, su equipo gana sin necesidad de que se enfunde su elástica toga.

 

 

Queremos saber tu opinión