Canción de cuna

Juan Manuel Rodríguez Gayán · Gijón (Asturias) 

El recurso de suplicación —el quinto en los últimos meses— fue presentado al límite del plazo con la huella de un dedo en el folio de los fundamentos de derecho, seguramente manchado por un postre clandestino, y en él se solicitaba la revocación del castigo impuesto y el reintegro de las cantidades indebidamente retenidas durante los fines de semana. El abogado Santos Rodríguez releyó el escrito de académica caligrafía, se sintió orgulloso de la brillante argumentación, sonrío con la amenaza de huelga en el cumplimiento de los deberes y finalmente, mientras acariciaba el pelo de su hijo que dormía en el sofá con la cabeza apoyada en el hombro de su padre frente a la última película de Harry Potter, se preguntó, una vez más, si cuando era un bebé no se habría equivocado al leerle la Ley de Enjuiciamiento Criminal por las noches antes de dormir.

 

 

 

Queremos saber tu opinión