Rectitud trabajosa

Juan Manuel Chica Cruz · ébeda (Jaén) 

Los principios tan rectos con que le educó su padre para un abogado de tanto prestigio suponían un dilema. Nada más albergar sospechas sobre la inocencia de su defendido o pensar que a la otra parte litigante le asistía más razón moral perdía concentración en el proceso, tanto que, finalmente salvo empeño del juez, solía perderlo. La solución para evitar traicionar a sus principios o a sus clientes aún siendo muy reservado para sus cosas la halló en su pupila y en habilitar un despacho contiguo al suyo. Nunca pudo imaginar la nieta que le debiera tanto trabajo al abuelo.

 

 

Queremos saber tu opinión