Plegarias

Juan Manuel Chica Cruz · ébeda (Jaén) 

Frente a frente, toga con túnica. Con lágrimas, entonó su novena ritual. Primero siseando y, luego, elevando la voz hasta casi el grito al final a causa de un intenso dolor en la pierna que descentraron al abogado en su plegaria: no sabía si denunciar por perjurio o reclamar por estafa. Tras recapacitar consideró que lo conveniente sería olvidar y perdonarle aprovechando el inicio del calendario preñado siempre de buenos propósitos. Cerró los ojos ante la figura de Pancracio Mártir. Santo de salud y trabajo y continuó rezándole. Ocho meses sin cobrar el turno de oficio y para remate una fractura de fémur que lo dejaba de baja: ironías o malicias de la vida.

 

 

Queremos saber tu opinión