PARA CUANDO NO PUEDA RECORDAR

ALMUDENA SANCHEZ MATA · Salamanca 

Había salido del partido de liga que se había jugado en la ciudad, y caminando hacia su casa pensó que lo más conveniente era dejar escrito aquel último día de su ya, antigua vida, para así poder recordar cuando su memoria se desvaneciera totalmente. De ese modo, podría saber durante un instante que algún día fue una persona “ilustre, legal y comprometida”, que ahora decía adiós a su vida profesional porque su memoria empezaba a fallarle en los momentos más inoportunos. Lapsus de nombres, artículos e incluso localización de salas de vistas. Aquello que comenzó como simples despistes ahora ya suponía un verdadero problema, y a veces se veía en las vistas perdido y equivocado…, ya no podía suspender más vistas, ya no podía verse sentado en una sala defendiendo la idea de justicia que había presidido su vida, cuando a veces ya no recordaba ni su propio nombre.

 

 

Queremos saber tu opinión