Pacto de costumbre

ISABEL FRAILE SANCHEZ · Arucas (Las Palmas) 

Solo quiero reclamar lo que me corresponde, no tengo malicia ni propósito de perjudicar a nadie. Verá Señor Juez: llevo más de quince años comprando en la misma pescadería. Nunca regateo el precio. Ni discuto cuando se exceden en el peso. Tenemos como un pacto de costumbre. Pero con esto ha habido mala fe e intención de hacer daño. ¡Ni avisaron! Si dicen otra cosa estarán cometiendo perjurio y merecerán un buen castigo. Cada año soy la primera clienta que recoge el calendario del Nuevo Año. Con mimo anoto, en las fechas correspondientes, las citas médicas, los recados, los cumpleaños… luego lo cuelgo en su sitio preferente. Pero… cuando me dieron la tarjetica, ¡no podía ni respirar!, ¡se me vino el mundo abajo! “Es por la crisis”, me dijeron. Y por la crisis nerviosa agarré una merluza y les sacudí ¿Qué hubiera hecho usted en mi lugar?

 

 

Queremos saber tu opinión