Otro escándalo

MANUEL FORÉS ROMERO · Valencia 

Relee circunspecto el escrito que me encargó redactar en base a su confesión. Sabe que tendrá que librar una intrincada batalla contra la opinión pública y contra la privada. Que harán todo lo posible para que parezca una invención propia de un loco. Aunque, el hecho de que, precisamente, él, un personaje tan ilustre y admirado en el mundo del deporte, sea quien solicite suspender automáticamente el campeonato de la Liga Nacional de Fútbol Profesional, dará mucha credibilidad a su denuncia. Desde el punto de vista legal, los argumentos son impecables. Desde el punto de vista moral, también. Sólo podrían enervar sus efectos el ilógico reaccionar de políticos y mandamases temerosos de que, llegadas las próximas elecciones, cientos de miles de hinchas no hayan olvidado tal afrenta: que su archifamoso club de fútbol descienda a los infiernos al haberse descubierto el amaño, durante décadas, de un sin fin de partidos.

 

 

Queremos saber tu opinión