La Liga de la Justicia

María José Blasco Moreno · Cádiz 

A escasas horas del inicio, los organizadores del evento enviaron un escrito a la prensa. En él, detallaban el porqué debían suspender indefinidamente los actos de La Liga de la Justicia Americana. Sus ilustres y poderosos miembros, superhéroes defensores de la Paz Mundial, no llegaban a un acuerdo en cuanto a horarios y posición central en las fotografías. Tampoco les gustaba el catering: Superman quería proteínas mientras que la Mujer Maravilla prefería las verduras frescas. La situación se volvió tan disparatada que debieron imponerse medidas drásticas contra tanta egolatría y se creó el Equipo Legal para Superhéroes. Un grupo de abogados, hombres y mujeres, ataviados con sobrios y oscuros trajes que, con cierta ironía, contrastaban con la chillona y brillante indumentaria de sus clientes. Tenían un único objetivo: arbitrar, mediante la aplicación más estricta de la ley, aquel conflicto que amenazaba el equilibrio y la seguridad del planeta.

 

 

Queremos saber tu opinión