FRACASO O VICTORIA

Toni Peñaranda Palmer 

¿Quieres? Éxito. Fama profesional. Lo garantiza defender al mejor jugador de la liga en sus flirteos con Suiza o Jamaica. Ilustre ignorante nacido para dominar el balón, rodeado de asesores más lesivos que el peor de los defensas. Disfrutas, sigues con la voracidad legal que te caracteriza sin importarte que o quien se interponga en tu camino. Suspender, aplazar, reanudar. Cual medio centro de talla mundial, en los Tribunales se juega al ritmo que marcas. Ríos de tinta se han escrito sobre ti. Alcanzas el Olimpo profesional y eres venerado por compañeros y enemigos. Todo muy épico pero notas el vacío. Tu vanidad y ego se alimentan de promesas incumplidas, cumpleaños perdidos y de escapadas románticas que terminaron en cena para uno. Te alejas inconscientemente de todo aquello que te mantenía vivo: familia, amigos, libertad. Minutas elevadas a la par que envenenadas. Apostarlo todo para alcanzar la gloria. ¿Quieres?

 

 

Queremos saber tu opinión