Cambios

Lola Sánchez Lázaro- Carrasco · Pozuelo de Alarcón (Madrid) 

Inmerso en mi mundo, entre códigos, citaciones y sentencias, recordé la cita. Corrí, compitiendo contra el tiempo, al bar donde habíamos quedado. Al verla, un rayo nostálgico me fulminó y quedé sumido en una tristeza infinita, como un payaso sin sonrisa. -Hola, Marta.- Como respuesta, una mirada glacial. Por inercia pedí dos vodkas con limón. -Al grano, Juan. Por tu mudanza no te agobies, está todo en el portal. Y como no quiero liarme contigo en un contencioso, me quedo con los niños, casa y pensión compensatoria. -Sí, guapa, ¿y qué más? -¿Cómo se llamaba tu última conquista? ¿Joanna? Menor, inmigrante ilegal,…Una criatura inocente, ¿verdad? ¡Qué rápido aprenden los niños! Fíjate, por 3.000 euros tengo un tesoro. Sé que tuviste una noche emocionante.- Sonrió mostrándome un CD. -Es un farol. -Te veo muy pálido. En fin, tú mismo…- dijo alejándose con mi futuro en sus manos.

 

 

Queremos saber tu opinión