Imagen de perfil¿Por qué mató a la juez?

Fernando Beamud 

—¿Por qué mató usted a la juez? —Le preguntaron —Estamos desconcertados. No entendemos las razones que le indujeron a ello. ¿No pudo recurrir a otra alternativa?
—¿Por qué no mató a su compañero? —insistieron.
—No creo que deba decírselo —repuso —Fue mi decisión y punto —se afirmó lacónicamente, carente de toda empatía.
—No se puede matar a la mejor y quedarse tan tranquilo —le hostigó un periodista —El texto hubiera mejorado con ella viva, sin duda. Era un personaje tan carismático. Esta vez, su decisión ni siquiera ha dado pie a la polarización de sus lectores, como es habitual. Todos están en contra.
—La novela la he escrito yo y basta. ¡Esto es el colmo! —Se lamentaba el abogado y exitoso escritor pensando si no convendría que se tomara unos cuantos meses de vacaciones en algún lugar paradisíaco, lejos del mundanal ruido, esperando la prescripción de su delito literario.

 

 + 7

 

Queremos saber tu opinión

1 comentario