DAÑOS, PERJUICIOS

AGUSTÍN MARTÍNEZ VALDERRAMA · GAVÁ (BARCELONA) 

Según el auto, el 4 de Febrero de 2012 Alonso Corujo Baquedano intentó arrojarse al vacío. Testigos oculares declararon que el joven, con antecedentes y vástago de suicidas, se encaramó a una barandilla y deambuló por el filo en actitud temeraria. Todos señalaron que fue un acto premeditado, pues el acusado gritaba y amenazaba con matarse. Tras siete horas reculó, y se aferró cual carámbano a la cornisa. Las primeras pesquisas confirmaron la hipótesis de un ataque repentino de vértigo, aunque tras ser detenido alegó estar practicando Tai Chi. Sin embargo, en el posterior registro de su vivienda, la policía halló una botella de güisqui, una brújula sin norte y una nota manuscrita. Por ello, la fiscalía solicitó pena de prisión por un supuesto delito jurídico de omisión de deber y tentativa frustrada; así como el pago de una compensación económica a todos los mirones allí presentes.

 

 

 

Queremos saber tu opinión