Imagen de perfilTestigo con sorpresa

Juani Cruz · Albacete 

Primer juicio, primeros interrogatorios…respiro… recuerdo “Aunque muchos penséis que litigar está en vuestro ADN no actuéis con premura. Construid el argumentario de vuestros casos sin descuidar una de las piezas angulares de vuestra actuación en la sala: el interrogatorio” . No lo he descuidado Don Profesor Rimbombante -me digo.
Repaso mentalmente una y otra vez en orden correlativo los diferentes escenarios, los distintos tipos de testimonios a los que me puedo enfrentar…
Mi colega y contrincante llama al primer testigo.
El declarante sostiene en su mano derecha una marioneta, que a la primera pregunta del letrado, eleva la cabeza, abre los ojos de una forma excesiva y con una mueca irreal dirige su mirada al humano que lo sostiene y manifiesta:
-Yo digo las cosas que este mentecato no se atreve a decir.
En ese momento, más pálido que el muñeco, me dirijo al estrado.
-Señoría, un receso..

 

 

Queremos saber tu opinión