La Champions League

Enrique Martínez Sánchez de Molina · Redondela (Pontevedra) 

Era miércoles. Mi Atleti debutaba en Europa. El Vicente Calderón estaba lleno, hasta la bandera. Diez años sin escuchar el himno de la “Champions”, son muchos años. Al día siguiente tenía un señalamiento, mi primera vista penal. Ganamos por cuatro goles a cero al Schalke-04. El Kun Agüero volvió a demostrar ser un mago con el esférico en los pies; no como los alemanes que trataban el balón como si fuera un cubo. Por cada gol de mi equipo, me fundía en abrazos con el vecino de asiento, al que no conocía de nada, cantando, animando, agitando las bufandas al viento y con la piel de gallina. El día del juicio, cuando entré en sala, vi al compañero de grada, sentado en el estrado, con toga y puñetas. Conseguí la libre absolución del inculpado, no sé si por mi labia o por mi pasión rojiblanca.

 

 

Queremos saber tu opinión