Honestidad profesional

Miguel Mercado Vidal · Barcelona 

Los negros nubarrones que cubrían la totalidad del cielo de Europa eran un presagio del triste desenlace. La absolución de su defendido en el Tribunal de Justicia de los Derechos Humanos de Estrasburgo, que para él como abogado había sido un gran éxito en su carrera profesional, no suponía por el contrario lo mismo a nivel mediático. Su defendido había tenido la osadía de utilizar su condición de mago para con un hábil juego de prestidigitación hacer desaparecer los personajes más famosos del mundo del corazón. De un plumazo y sin comprender nadie su modus operandi, sin señalamiento previo, todos los programas del corazón de mayor éxito del momento habían ido a parar al cubo de la basura, lugar del que nunca debieron salir. Esto no se lo perdonarían y le iba a suponer tal vez la desaparición de su despacho profesional.

 

 

Queremos saber tu opinión