Comienza la función

Lourdes Trella López · Málaga 

Con la noticia de fondo en la Televisión de la crisis de Europa y con Robert Langdon entre mis manos descifrando un cubo que guarda un antiguo misterio, me viene a la mente el señalamiento que tengo mañana a las doce horas. Es gracioso que después de ocho años de ejercicio aún sienta algo de nervios. Siendo fiel a mi ritual imagino la noche antes como si fuera una película, el devenir pormenorizado del juicio: mis intervenciones brillantes e irrefutables, mis testigos precisos, desenmascaro las mentiras de los testigos contrarios con preguntas ingeniosas y agudas. El juez me escuha embelesado y se le nota: tiene clara la absolución de mi cliente. Pero como no soy maga, el juez será un borde, los testigos mentirán sin pestañear y mis conclusiones me parecerán mediocres haciendo gala de mi despiadada autocrítica.

 

 

Queremos saber tu opinión