Imagen de perfilEL PRIMER ESCALÓN

Miguel Ángel García Rodríguez 

Nunca he sido muy mitómano; no le he dado importancia a la primera vez que he hecho algo durante mi crecimiento. El hecho de preocuparme por cosas poco prácticas me ha parecido siempre poco productivo y he dedicado parte de mi vida profesional a luchar para promover que los entornos de trabajo fueran más inclusivos.
Pero, curiosamente, en el día de mi jubilación echo la vista atrás y recuerdo el primer escalón del Juzgado, con mi primer empleo recién estrenado y mil ilusiones.
Ese primer escalón, lejos de ser un recuerdo romántico que daría paso a tantos otros, se me quedó grabado en la mente para el resto de mi vida. Ese primer escalón, contra el que chocó mi silla de ruedas en la época en la que no existían las rampas, sería el que me daría fuerzas para allanar el terreno a las futuras generaciones.

 

 + 27

 

Queremos saber tu opinión

12 comentarios