Una noticia más

David Hernández Martínez · Sevilla 

El detenido estaba esperando en el pasillo, era un pastor acostumbrado a la soledad. Sin embargo, ahora, tenía que enfrentarse al sistema judicial que lo acusaba de arrancar unas margaritas protegidas. Nunca había sentido tanto miedo como hoy. Sentía que su mundo se desmoronaba, sus ilusiones se derrumbaban en bloque. Lejos veía a periodistas que como pirañas se agolpaban para sacarle una foto. Para ellos no era más que un zoquete de pueblo. Una noticia más. El quizá no pudiese comprender las palabras de su abogado, y pese a los esfuerzos para explicarle la complejidad de su situación ante la ley, necesitaría años en entender como se le podía dirigir una acusación por delito medioambiental. Para el los montes y los ríos eran su casa, los animales y las plantas eran su vida.

 

 

Queremos saber tu opinión