¿Pruebas?

Francisco Javier Romero Pareja · Melilla 

Entre las carcajadas de público, letrados y hasta del mismísimo juez que debía dictar sentencia, los peritos desmontaron ambas pruebas: los planos secretos de un cohete hallados en el domicilio del presunto espía resultaron ser las imposibles instrucciones de montaje de un mueble de Ikea, y la cápsula de cianuro que intentó llevarse a la boca cuando fue detenido no era más que una simple gominola de limón.

 

 

Queremos saber tu opinión