La trama

Carlos Bento San Roman · Madrid 

«El juicio queda visto para Sentencia». Las palabras del Juez estaban preñadas de aburrimiento y al letrado le dio la impresión de que la sentencia ya estaba dictada desde hacía varios días. Al salir, el Juez miró furtivamente a su cliente y el abogado pudo percibir un destello de pánico en sus ojos. El abogado suspiró satisfecho en su estrado mientras la secretaria salía disparada como un cohete tras el Juez. Al salir de la sala masticó con fruición la gominola de nicotina que le aplacaba desde que había dejado de fumar. – «Acusarme de actuar como espía sin pruebas me parece un despropósito, supongo que el Juez habrá entendido nuestros argumentos, no?», le espetó, sonriente irónico su cliente. – «No te preocupes por nada. Y no te olvides de mandar ya el dossier con las fotos del juez y de la secretaria en Varadero».

 

 

Queremos saber tu opinión