El peso de la fama

Miguel Vieito Villar · A Coruña 

Y hablaba de mí…del caso, de mi cliente, ese zoquete estaba destripándome vivo. ¿Cómo se le ocurre decirle a todo el mundo que represento a la ex de Julián Muñoz? Era una confidencia de amigos…Ahora todo el bloque me echará miraditas, me señalarán con el dedo… ¡qué pereza! Preferiría bañarme con pirañas antes que aguantar a la prensa tocando a mi puerta, llamando a mi madre, interrogando a mi novia…¿me acosarán o me dejarán en paz? Al fin y al cabo yo no soy el famoso, es ella. ¿Me gustará eso de estar en la prensa? ¿me convertiré en tertuliano? ¿cambiaré mi discreción y profesionalidad por unos minutos de fama? ¿seré parte de su sistema? Espero que no… Aún no ha pasado nada, nadie lo sabe pero, sin saber porque, ya añoro mi bendita soledad.

 

 

Queremos saber tu opinión