El hambre

Christian Wein · Barcelona 

Benjamin Franklin, presidente de los Estados Unidos de América dijo: “El hambre espía en la casa de los pobres, pero si la habitan personas trabajadoras, no se atreve a entrar”. Mi abuelo me repetía día tras día esta frase mientras yo, a mi corta edad, paseaba por la calle con mis compañeros de colegio comiendo gominolas e imaginándonos que nos convertiríamos en famosos astronautas descubriendo nuevos planetas a bordo de un cohete espacial. Curioso es, que esas sabias palabras que me inculcó mi abuelo nunca las haya olvidado y me hayan guiado en mi vida, haciéndome descubrir el ejercicio del derecho como letrado de oficio, trabajando duramente para defender a los más pobres, apelando sentencias de los tribunales, todo ello, para que ese espía al cual citaba B. Franklin no me acabara visitando ni a mí, ni a ellos.

 

 

Queremos saber tu opinión