Alegato

José Luis López García · Sevilla 

Tiene la palabra señor Letrado. Con la venia Señoría. Señores del jurado: mí defendido, rotundamente, no es un espía. Y mucho menos un súper héroe, que emulando a los que salen en las películas, ésas donde un experto en artes marciales y en operaciones especiales, sale rodeado de bellas mujeres y en un alarde de valentía consigue los planos del cohete y los vende a otros países. No, señores del jurado, mi defendido es todo lo contrario. Mi defendido es una persona tranquila, amable, cariñosa, sensible, que pasa la mayor parte de su tiempo en su hogar rodeado de los suyos. Que su único delito fue estar en el sitio y hora equivocados, mientras compraba gominolas. Señores del jurado, no creo que esta circunstancia sea motivo suficiente para dictar una sentencia condenatoria. Sinceramente, creo que se equivocan, entre otras cosas porque mi defendido, señores del jurado, solo tiene cuatro años.

 

 

Queremos saber tu opinión