Mi viejo amigo

Jose Carlos Rodríguez Doce · Manzanares el Real (Madrid) 

Se comenta que en todo tribunal, cuando un culpable de asesinato es declarado inocente, el fantasma del asesinado permanece en la sala mientras el asesino vive. Según el registro, en mi jurisdicción solo se contempla un caso de asesinato en el que, efectivamente, el asesino fue declarado inocente. Fue hace noventa años, y aunque el asesino murió hace quince el espectro aún sigue ahí. Somos buenos amigos. Le encanta el morbo, escucha atentamente, analiza cada caso. Lo siento sentarse en la repisa de la ventana y moverse airadamente si el imputado es declarado culpable. Le gustan los culpables, las multas, las penas de cárcel. No le importa si alguien es procesado por homicidio, malversación, estafa, robo o cualquier otro delito siendo inocente. No le importa en absoluto. Quiere ver culpables. Reconozco que si pasan muchos días sin condenados le echo de menos, me entran tentaciones y me doy miedo.

 

 

Queremos saber tu opinión