Ectoplasma de cargo

Pedro Alonso Basurto Castro · Madrid 

El caso había desatado una gran expectación. El morbo provocado por el testigo del abogado defensor abarrotó la sala. -La defensa llama a Julián Torres- dijo el secretario disimulando una sonrisa. Hacía un mes que Julián había fallecido en accidente de tráfico, justo cuando se dirigía a declarar por un caso de malversación. El juicio se había retrasado a petición del letrado, arriesgándose, a que esta citación le costara una multa. Un escalofrío invadió a los presentes cuando, súbitamente, la sala entró en penumbra. Una débil y difusa masa vaporosa comenzó a esbozar sobre el estrado la figura de lo que parecía un hombre bien vestido. Buenos días- dijo el espectro dirigiendo sus vacías cuencas hacia el juez- Bajo esta apariencia Señoría, debo recordarle que estoy fuera de su jurisdicción, pero aún así he accedido a declarar a petición del que fue mi abogado en mi otra vida.

 

 

Queremos saber tu opinión