Síndrome circular

Paloma Montaña Pajuelo · Leganés, Madrid 

‘- Le observé. Estaba rodeado de sillas, en aquella habitación acolchada, y pasaba de una a otra. Era acusado, juez y jurado, aplicado abogado de la defensa o implacable fiscal. Según tocara, exponía hechos, presentaba pruebas, confesaba, leía veredic

 

 

Queremos saber tu opinión