“IUSTITIA”

María Beuster Pérez · Molins de Rei (Barcelona) 

Cada noche, su mejor terapia contra el estrés consistía en acomodarse en una butaca colocada entre nuestras camas y relatarnos historias. Nuestra preferida era ‘Iustitia’: una niña romana ciega que siempre llevaba consigo una espada y una balanza. Su falta de visión la hacía imparcial, su obsesión por lograr mantener en perfecto equilibrio los platos de su balanza la convirtió en una persona pertinaz en la defensa de la justicia, y era convincente en sus decisiones y acciones, motivado por la seguridad y fortaleza que le transmitía la espada. Hoy la encontré sentada sobre aquella butaca entre las camas. El síndrome de Alzheimer venció la batalla y se la llevó. Los relatos de ‘Iustitia’ calaron en nosotros. Ambos crecimos deseosos de “hacer primar lo justo sobre lo injusto”, y eso nos llevó a cursar con éxito la carrera de Derecho y a ejercer hoy, con pasión, la profesión de Abogados.

 

 

Queremos saber tu opinión