Abogado, luche

Ramón Clivillé Quintana · Barberá del Vallés (Barcelona) 

“Abogado, luche por mi. Hágame creer en la justicia. Combata en mi nombre ante el tribunal. Ejerza una defensa ejemplar. Olvídese del estrés y de otras tonterías. Está aquí para vencer. Arañe, muerda, pero al final, gane. Consiga que tenga permanentemente el síndrome de su recuerdo. Abogado, luche por mi. No se deje intimidar . Aplique sus conocimientos. Convénzales de mi inocencia. Derroche energías, desarrolle estrategias, enmudézcales con su retórica. Abogado, luche por mi. Sienta la ley en cada nervio. Busque, indague, demuéstreles la verdad. Asómbreles. Clave sus ojos en todos los ojos. No deje nada al azar. Sea la voz de mi silencio. Arrase la sala como un ciclón y permanezca firme a mi lado. Abogado, venza por mi.” Atentamente R.C.

 

 

Queremos saber tu opinión