El mimo

Juan Carlos Colás Ruiz de Azagra · Zaragoza 

Un leve tirón en la manga ejecutado por mi hijo de tres años, detiene nuestro paseo por las ramblas barcelonesas. Su pequeño dedo índice señala con descaro a un caballero con toga alzado sobre un pedestal. A sus pies, un birrete boquiabierto ansía oir el tintineo de alguna moneda y cuando éste se produce, el artista agita las manos, solicita la venia y esputa una palabrota. Lo observo detenidamente, lo reconozco, fue mi contrario en un turbio asunto de drogas. El orgullo de su mirada ha desaparecido. La detención el mismo día de su boda acabo con él. Pero años antes, aquel día, sobre aquel estrado, él fue superior a mi. Saco la calderilla de mi bolsillo y sonrio con maldad.

 

 

Queremos saber tu opinión