El gallo

William Ramírez González · Barcelona 

El señor James, abogado de la defensa, entró en la sala con un informe pericial en la mano, su última oportunidad de conseguir una condena favorable a su cliente. El conflicto giraba en torno a un pequeño matiz. Las partes eran dos arquitectos, ambos alegaban ser los diseñadores de una famosa urbanización, llamada “arena”. Para probarlo, cada uno aportó una maqueta como prueba, ambas casi iguales. En ambas maquetas había una iglesia y en ellas una veleta. Pero en la maqueta de su cliente había un gallo sobre las letras. Ese gallo también se encontraba en la iglesia real. La parte contraria alegaba que era un detalle irrelevante. Pero el informe pericial del señor James, hecho por un historiador, era concluyente. El gallo sobre las veletas simbolizaba las tres veces que Pedro negó a Jesús. El fallo del juez fue claro, Solo un cristiano incluiría ese detalle en su obra.

 

 

Queremos saber tu opinión