El mejor amigo

Julián Muñoz Carrasco · Galdácano (Vizcaya) 

El teléfono empezó a vibrar sobre la mesa de la terraza del bar. -Si. -¿Sra. Camps? -Ajá. -Es el Departamento de Policía, le llamábamos para comunicarle que su marido ha sufrido un accidente –la esposa se quedó muda-, esto, ¿sigue ahí? No se preocupe, él se encuentra perfectamente. Los muchachos dicen que es todo un Expediente X, su esposo se cayó a la piscina; como usted sabrá, no sabe nadar, pero resulta que el cachorro…, ¿cómo se llama? -Chispa. -Pues resulta que Chispa; al ver lo que pasaba, se acercó y le lanzó un flotador a su marido, ¡pero si ese cacho de plástico es más grande que el! -Voy para allá –contestó la mujer mientras maldecía en silencio, y pensaba cómo iba a explicarle a su abogado y amante que la Providencia había vuelto a salvar al viejo. La herencia; una vez más, se escurría entre sus dedos…

 

 

Queremos saber tu opinión