VENTAJAS DE ACOSTARSE PRONTO

Sol García de Herreros · SEGOVIA 

No me pregunten cómo, pero he descubierto algo prodigioso: el mundo se transforma en cuanto yo me duermo. En ese preciso momento, el país en el que vivo empieza a funcionar como una maquinaria justa y perfecta, desaparece mi trabajo en la asesoría -esa tediosa redacción de ofertas para licitar, el seguimiento de expedientes, la realización de talones,?- y me convierto en un prestigioso criminalista de minutas escalofriantes y despacho propio en un palacete con siglos de antig¡edad. Mi mujer, por su parte, vuelve a los veinte años y me susurra canciones en francés con la cabeza sobre mi pecho, y ese adolescente eterno que es mi hijo abandona inmediatamente las redes sociales y su natural apatía para acabar de escribir una saga de niños magos que le hará millonario. Cuando me despierto todos disimulan, pero ya no me engañan. Cada día me voy a dormir antes.

 

 

Queremos saber tu opinión