Ritual trimestral

Elena Dopico López · Narón. A Coruña 

Me gustaba el ritual. Cuando llegaba el día me ponía mi mejor traje, el mismo que compré para mi acto de graduación. Siempre, antes de guardarla en el bolso, comprobaba la documentación dos veces. Esa minuciosidad, después de todo, es la que me convirtió en la primera de mi promoción de Derecho. Aunque no tenía prisa, le imprimía buen ritmo a mis pasos. Casi inconscientemente, uno camina diferente si dispone de un objetivo que cumplir. Una vez en la oficina, disfrutaba hablando con la responsable, a la que me dirigía por su nombre de pila. Conozco bien la legislación correspondiente, pero solía hacerle alguna consulta para poder así alargar un poco la conversación. Desgraciadamente, todo eso se acabó. Según el baremo que manejan, soy la candidata idónea para acogerme a su nuevo servicio ciudadano. A partir de ahora tendré que usar el trámite telemático para renovar la tarjeta del paro.

 

 

Queremos saber tu opinión