Renacer

Lourdes Trella López · Málaga 

Hubo muchos testigos del declive durante muchos años, la incomprensión, la insensibilidad, la intolerancia, fueron sus más fieles compañeros de viaje. ¡l ignoraba que si la constancia y el saber hacer con que minó su autoestima y tatuó en numerosas ocasiones su piel, los hubiera empleado en otras ciencias o artes, algún Premio Nobel ocuparía un lugar destacado en esa casa de los horrores. La mera presencia de él provocaba en ella erupciones propias de la alergia más devastadora de la primavera. Se armó del valor de un soldado y dejó la siguiente declaración por escrito: «Se pondrá mi abogado en contacto contigo». Lo que no añadió fue que el contacto que ella había establecido con su abogado fue el interruptor que alumbró su vida en penumbra.

 

 

Queremos saber tu opinión